sábado, 25 octubre 2014

Conocer a sus Empleados

E-mail

 

Nadie se muestra completamente como es. Piense en que muchas veces la timidez el desconocimiento o la prudencia, quizá malentendida, van a hacer que muchas veces no pueda conocer a sus empleados hasta que transcurren muchas semanas desde su incorporación a la empresa. Muchas, de sus cualidades y defectos, por qué no decirlo, surgen con el tiempo. Piense, por otro lado, aunque no menos importante, que ellos también están descubriendo su empresa, sus cualidades y defectos y también han de forjarse una opinión.


empleadosEl tiempo, cambia muchas de las primeras percepciones. Una vez, pasado el espacio de presentaciones, y dejando a un lado las primeras impresiones, no pensemos que ya está todo claro. Los cambios se siguen sucediendo, y no sólo en el trabajador sino en la empresa. Las expectativas se cumplen o no, los proyectos se suceden o no, y ello provocará cambios en muchas de las consideraciones iniciales.


Los conocimientos, adquiridos pueden tener un límite. Muchas veces, es algo que dependerá de los dos, empleados y empresa, pero es innegable que lo que uno va a prendiendo desde su experiencia profesional reporta directos beneficios, aunque solo consideremos el tiempo que se ahorra gracias a la práctica con las rutinas empresariales. Es igualmente, innegable que esos conocimientos y experiencias pueden también convertirse en algo que se vuelva en contra de los beneficios empresariales, cuando esa experiencia redunda peligrosamente en un claro descenso de la motivación. Promesas incumplidas, objetivos nunca alcanzables, bajos niveles de ínter actuación pueden provocar estragos y convertir lo que se conoce en un arma en contra de unos y de otros.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos